Psicología. Confortando el Alma

Psicología. Confortando el Alma

Probablemente muchos de vosotros sabréis el origen etimológico de la palabra psicología. Viene del griego psique que significa alma y logia que significa tratado o estudio. O sea que significa literalmente tratado o estudio del alma. Y es esta acepción antigua es la que más se acerca a la función del psicoterapeuta de aliviar el dolor y el sufrimiento personal. Ayudar cuando decimos que nos duele el alma.

Cuando hablo de alma hago referencia a la totalidad de la persona, aquello que baña e impregna cada una de nuestras células, que unifica y da sentido a cada proceso mental o corporal que se da en nuestro organismo, (aunque esto es una falacia, los procesos mentales son corporales porque los localizamos en el cerebro, que obviamente es cuerpo, así como todo proceso corporal como la digestión es a la vez un proceso mental, porque está regulado también por nuestro cerebro). Pero cuando hablo de sufrimiento del alma me refiero más específicamente al sufrimiento emocional que puede venir causado por multitud de factores y que se manifiesta de muy diversas formas. (sentimientos de soledad, vacío, tristeza, ansiedad, depresión, adicciones, trastornos de la conducta alimentaria, fobias, trastornos obsesivos compulsivos, etc.)

Cualquiera que sea el origen de tu sufrimiento, si lo conoces, o no, si no le ves salida porque estás muy hundido o piensas que no depende de ti, o simplemente no sabes cómo salir de esta. Entonces puedo ayudarte.

Si estás dispuesto  a poner todo de tu parte, a comprometerte contigo mismo, serás capaz de sentirte mejor, sentirte en paz, de resolver  muchos de tus problemas, y crecer como persona.

Sé que tienes la capacidad de hacerlo y es mi misión ayudarte a que encuentres la manera, a apoyarte en tu proceso. Porque tú vas a ser el escultor de tu vida.

¿Son muy largas las terapias?. No deberían serlo, pero para ser realista los cambios no se producen en la persona de un día para otro. Los cambios exigen esfuerzo y tiempo por lo que normalmente suelen tomar de 5 a 6 meses.

 Hablo de alma. ¿Qué pasa si no eres creyente?. No pasa nada, absolutamente. Puedes venir a terapia, porque no vamos a tocar el tema espiritual enmarcado en ninguna creencia o religión. Trataremos, siempre que tu quieras de la motivación de transcendencia de nuestra existencia, ese ¿para qué diablos, estoy aquí? ¿tiene todo esto algún sentido?. Obviamente tienes que saber que la persona que va a ayudarte siente que sí. Pero el camino por el que discurra la terapia lo vas a elegir tú. Al fin y al cabo, es tu vida y tú eres el mayor especialista en ella

Si te surge alguna pregunta más, puedes dejarla en comentarios o ponte en contacto directamente conmigo

Con cariño

Carmen Martínez

Primera consulta gratuita